Modo de empleo de la coma (3)

Las comas que no hay que poner

En dos entradas anteriores sobre el uso de este signo de puntuación, hemos visto las comas que son obligatorias para hacernos entender correctamente y las comas opcionales. Ahora vamos a ver las comas que no debemos poner de ninguna manera.

 

Comas incorrectas

Prohibido poner coma

Cuando hablamos hacemos pausas que sería incorrecto reflejar en el lenguaje escrito. Es el caso de frases de este estilo: «Los niños que han sido amamantados durante un periodo de doce meses tienen menor riesgo de padecer obesidad en la edad adulta». Esto va sin comas, aunque el lector se ahogue. El sujeto de esta oración es «Los niños que han sido amamantados durante un periodo de doce meses», y entre el sujeto y el verbo de la oración no se coloca coma jamás. Es un error muy común el ponerla. Al hablar o leer se haría una pausa: «Los niños que han sido amamantados durante un periodo de doce meses // tienen menor riesgo de padecer obesidad en la edad adulta», pero no se debe marcar en la escritura. Así que…

Entre el sujeto y el verbo principal de una oración no va coma jamás. O sea, eso que nos decían en el cole, no se pone coma entre el sujeto y el predicado. Ejemplo: «Quienes hayan suspendido el examen de junio deberán presentarse en septiembre». Aquí es normal hacer una pausa después de junio, pero solo al hablar; en el lenguaje escrito no se pone coma porque sería incorrecto.

Solo pondríamos coma si hubiera un inciso: «Quienes hayan suspendido el examen final de junio, aunque la media les dé aprobado, deberán presentarse en septiembre».

Lo mismo ocurre cuando el sujeto tiene varios elementos separados por comas: «Mi familia, mis compañeros, mis vecinos, mis amigos me han dado de lado». El sujeto es «Mi familia, mis compañeros, mis vecinos, mis amigos», y aunque al hablar se diga «Mi familia, mis compañeros, mis vecinos, mis amigos // me han dado de lado», no ponemos la coma.

La excepción, lo vimos en el post anterior sobre la coma, se da cuando una enumeración termina con un etcétera: «Mi familia, mis compañeros, mis vecinos, mis amigos, etc., me han dado de lado».

Después de pero y antes de interrogación o admiración. Otra pausa que suele hacerse cuando hablamos es después de pero, aunque, mas… cuando estos elementos van seguidos de admiración o interrogación: «Pero ¿por qué me haces tanto daño?»; «Aunque ¡quién sabe dónde acabará!»; «Mas ¿para qué preocuparse?». Estas frases no llevan nunca coma antes del signo de admiración o interrogación; es incorrecto.

No va coma antes de que con sentido consecutivo en las expresiones que utilizan tanto que o tal que. «Hace tanto frío que me cuesta hasta hablar», «Han llegado a tal punto que no se saludan». Nuevamente vemos que en la lectura o al hablar se realiza una pausa, pero no se marca con coma en la escritura.

Cualidades contrapuestas. No se pone coma en frases breves que indican características contrapuestas: «El tráfico es lento pero sin paradas», «El sueldo es bajo aunque suficiente».

Una excepción antes de sino. La conjunción adversativa sino lleva una coma delante, como vimos en un post anterior; por ejemplo: «El problema no es la corrupción, sino la impunidad». Existe una excepción cuando sino equivale a más que, otra cosa que, salvo, excepto o aparte de. «¿Quién es el responsable de la corrupción sino el presidente de la compañía?». Ese sino equivale a más que, por lo que no lleva coma antes.

En oraciones causales del enunciado no se pone coma. Decimos «Está gordo porque come mucho», y con ello queremos expresar que atiborrarse es la causa de su gordura. Sin embargo, si queremos expresar una causa real del hecho, ponemos coma: «Come mucho, porque está gordo»; en esta frase deducimos por qué está gordo.

En las repeticiones. No debe ponerse coma en esas frases en las que repetimos: «Muy muy pronto estaré de vuelta», «La mujer mujer debe comportarse como diga el ministro», «Es un hombre tan tan agradable que todos le adoran».

En el encabezamiento de las cartas o correos electrónicos no va coma. Es incorrecto escribir: «Querido Juan, / Te mando el archivo adjunto». En español se usan los dos puntos para este caso: «Querido Juan: / Te mando el archivo adjunto». Sí es correcto «Hola, Juan. / Te mando el archivo adjunto». (En estas frases la barra indica cambio de línea).

También hay que saber

La coma se escribe pegada a la palabra anterior, y después se deja un espacio.

Para más ejemplos, consultad la RAE y su magnífica Ortografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Con estas tres entregas me habéis proporcionado un arma mortífera. Me voy a convertir en el listillo más puntilloso y repelente de la redacción. ¡Temblad, juntaletras! ¡Brrrrrr…!